Buscar
  • Francisco Santana

AGRICULTURA SUSTENTABLE

Actualizado: 2 de ago de 2020

La agricultura sustentable es el término utilizado para definir un modelo de trabajo con varios componentes especiales integrados de forma tal que permitan el balance correcto para que la empresa pueda potencialmente desarrollarse.


Hoy día, para que una empresa sea “sustentable”, bajo este concepto, debe ser algo mas que una fuente de generación de ingreso. Se miden aspectos tales como su impacto en la huella de carbono o su interacción social.

La producción de alimentos en particular se basa en la actualidad en la filosofía de “qué tan cerca del consumidor” podemos producirla. Entra entonces, en esta parte, el componente comunitario. Mi comunidad ahora no es “mis vecinos”; son todos aquellos con los que directa o indirectamente mi empresa interactúa a diario.

Los tres (3) componentes que deben estar presentes, en una EMPRESA SUSTENTABLE, son:

1. ELEMENTO ECONÓMICO

Todas las empresas tienen que ser costo efectivas para poder generar ingresos. Una empresa no es “negocio” si no genera ganancias. La eficiencia, la simplificación de procesos y la reducción de costos (entre otros), deben llevarse a cabo y ponerse en práctica. La organización de la empresa, el manejo de inventario, la distribución de los espacios y el adiestramiento a los empleados son algunos de los factores adicionales que debemos poner en acción.

2. COMPONENTE SOCIAL -COMUNITARIO

Se habla de “servicio al cliente” y de “relaciones de negocio”. Si decimos ahora que MI COMUNIDAD son todos aquellos con los que la empresa interactúa debemos entonces comenzar una dinámica de trabajo orientada a apoyar a nuestros clientes y “socios de negocio”. ¿Cómo impacto a mi comunidad? ¿Puedo suplir de alimentos a aquellos negocios que me rodean? ¿Soy un suplidor confiable para esa comunidad?

3. FACTOR AMBIENTAL

Este aspecto también se relaciona con el anterior, pues se mide si nuestra empresa impacta negativamente a la comunidad con contaminantes, insecticidas y otros. Nuestra empresa debe ser eco-amigable, sin contaminar fuentes de agua o terrenos. Sin destruir fauna o flora con insecticidas. De igual forma se puede considerar el aspecto de cuán resiliente es nuestra empresa contra los factores del cambio climático, por ejemplo.

¡Aplicar estos conceptos a nuestra empresa agrícola conlleva un esfuerzo inicial que, a largo plazo, marca la diferencia entre aquellos que mañana se mantendrán en el mercado… o no!

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo